domingo, 6 de abril de 2014

Educación en las redes sociales

Todo lo que potencie el aprendizaje es bienvenido, pero pueden las redes sociales aprovecharse para desarrollar el conocimiento? Y de ser así, es ventajoso?

   El peso de la tecnología en la educación es  innegable, los conocimientos sobre informática se han difundido a pesar de la escuela, esto facilita la incorporación de la tecnología a la educación, resaltando las grandes ventajas que ofrece, posibilidades que el libro de texto convencional no puede ofrecer.
En sus distintas modalidades las redes sociales representan un recurso inestimable, aprovecharlas en el campo educativo, aceptar y proponer a nuestros colegas y alumnos nuevas formas de pensar y de apropiarse del conocimiento; orienta a asumir diferentes enfoques en la educación desde una visión inter, multi y transdisciplinaria.
Beneficios de las Redes Sociales. 
  • Juan José de Haro señala “aumento del sentimiento de comunidad educativa para alumnos y profesores debido al efecto de cercanía que producen…, esto se traduce en mayor integración y participación. 
  • Potencia la creatividad y descubrimiento de nuevos modos didácticos, como consecuencia de la falta de especialización en los docentes hacia las redes sociales
  • El entorno colaborativo propicia el intercambio de saberes y contenidos, reduciendo la carga de trabajo docente, con material novedoso y enriquecido por múltiples experiencias, manteniéndose al día en su materia, la evaluación y otras habilidades.
  • Encontramos capacitación actualizada y derivada de las metodologías y enfoques de otros docentes y especialistas del área, transformando la manera de impartir el conocimiento. 

Existen múltiples redes creadas para el entorno educativo, reflejadas en foros, chats, microblogging, conferencias online, cursos onlines gratuitos y grupos de trabajo. Los MOOC, cursos online masivos y abiertos reflejan esta universalización, universidades con visión de ampliarse a todo el planeta ofrecen un modo diferente de aprender y educar, incluyendo las últimas actualizaciones sin exigencias de ubicación u horarios, enfatizando en el aprendizaje centrado en el estudiante.

miércoles, 15 de enero de 2014

Actividades para el descubrimiento de la letra escrita desde el aula

El acercamiento a nuestros chicos al proceso de descubrimiento de la lectura, es una constante en nuestra labor diaria; promoverla y que los textos de nuestros chicos cumplan con las debidas normas, es una tarea titánica. No basta sólo con corregir cuadernos, tareas o actividades, es necesario ir más allá.

 Algunas actividades que me ayudaron a alcanzarlo desde mi salón de clases, han sido:

Planificar practicas de lecturas diarias.
Permitirles a los chicos llevar los textos seleccionados por ellos mismos. Esto les motivará a conocer y leer, mas que sólo actuar mecánicamente. si te armas de un títere o muñeco que haga las veces; unos almohadones y un rincón de lectura donde cada uno lleve y comparta su material de lecturas, será un punto más para ganar a tus chiquitos al proceso de enamorarse de los libros..!!

Buscar cada palabra nueva o desconocida en el diccionario.
Se considera que cada niño de 3º Grado, necesita conocer un promedio de 8 palabras diarias, algo más o menos unas 8000 al año. No sé quien lo dijo ni donde lo escuché, pero me parece bastante bueno. Que es mucho? No si se acostumbra a leer diariamente y en diferentes formatos..!!

Desde muy pequeños leerles
Cuentos, revistas, noticias y cualquier tipo de texto, no sólo recreativos. Claro está siendo cuidadosos del tema en cuestión, . Hacer las debidas entonaciones, tomar pausas en los puntos y comas, enfatizar las palabras; son algunas maneras de formar al pequeño lector.  Más esta  es una actividad no apropiada cuando el chico ya es presto. No es sólo regalarle un momento de disfrute en la compañía de su más preciado ser: mamá o papá..!  Es enseñar con el ejemplo...

Si el niño es menor a 5 años, es conveniente leer e ir señalando las palabras escritas con el dedo. Esto permitirá hacerles comprender la manera de leer y escribir en tu idioma; si es en español pues de izquierda a derecha. Esto no es igual de conveniente en los mayores, puesto que tiende a distraer o retardar el proceso de la lectura y comprensión del tema.

Señalar las imágenes
Y describir con el lector las figuras, será un aliciente más en este proceso. Permitirle anticipar a través de la imagen lo que vendrá, es un excelente modo de potenciar la comprensión lectora.
Preguntarle sobre la imagen: que sucederá? Porqué...? Esto potenciará el interés por el cuento y la creatividad del niño.

Al finalizar la lectura
Hacer recuentos o resúmenes de lo leído; preguntarle:
¿Que entendiste?
¿Que te pareció?
¿Que aprendimos nuevo?
¿Que pasaría si...?

Proponer juegos sobre cambiar el titulo del cuento, o el final del mismo; eliminar alguno de los personajes y crear nuevos desenlaces es una excelente forma de "medir" la comprensión del niño en la lectura realizada.

El papel de la familia.

Los padres y hermanos juegan un papel fundamental en el acercamiento del niño a la lectura. Ese promover la lectura desde casa empieza cuando papá y mamá leen continuamente. El padre que disfruta la lectura, podrá motivar a sus hijos tan sólo con el ejemplo.



viernes, 22 de noviembre de 2013

Intencionalidades curriculares y ejes integradores en la planificación educativa

Intencionalidades curriculares (antes llamados pilares)
Aprender a Crear, 
Aprender a Convivir y Participar,
Aprender a Reflexionar y
Aprender a Valorar.




Todas y cada una de las actividades que realizan los niños, deben estar enmarcadas en estos.
¿Como integrar los intencionalidades curriculares en las Actividades?
Creando Normas: de orden del aula, de cuidado de los materiales, de buen trato… para una mejor convivencia.
Elaborar Carteles para la ambientación escolar.
Conversando sobre la importancia de la Jornada diaria para un mejor orden de actividades.
Armar un árbol de Valores, aplicando un valor por semana en actividades que fomenten su compresión dentro y fuera del aula, integrando no sólo al personal del colegio, sino también a familias.
Crear elementos de juego, apreciar y valorar de manera provechosa las diferentes acciones de los pequeños, encauzándolas hacia la participación, el respeto y la colaboración.